Productos
Relación insecto - plaga
Crysonova
Descargar el PDF

Se trata de 1000 larvas de Chrysoperla carnea mezcladas con vermiculita, en envases de 500 ml.

 

Swirskinova

Descripción

Chrysoperla carnea es un voraz depredador, especialmente de pulgones, de distribución cosmopolita y presente en muy diversos ecosistemas.

Como todos los insectos presentan un cuerpo compuesto por tres partes bien diferencias: cabeza, tórax y abdomen.

Las Crisopas presentan un pequeño tamaño, de unos 10 mm de longitud y con una envergadura de 15-30 mm.

Las características más representativas de la especie son los dos pares de alas membranosas hialinas, con numerosas venaciones de color verde pálido y fuertemente nervadas, grandes ojos saltones de color pardo-dorado (de donde procede el nombre del género Chrysos=oro y perla=esfera), sus largas antenas filiformes de longitud similar a la del cuerpo.

En el tórax se insertan 3 pares de patas y 2 pares de alas. En conjunto el cuerpo presenta un tono verde claro.

Es característica la presencia de una banda de color amarillo pajizo que recorre el dorso del tórax y el abdomen.

Morfología

Los huevos son pedunculados, es decir, se encuentran en el extremo de un largo pedicelo, formado por una secreción del abdomen, que solidifica rápidamente en contacto con el aire y que es fijado a las hojas por su parte inferior.

Al principio son de color amarillo-verdoso, pero conforme maduran van adquiriendo una tonalidad grisácea. Se pueden encontrar aislados o en pequeños grupos, fijados sobre la superficie de los vegetales.

Las larvas son campoideformes (poseen el cuerpo deprimido) con 2 piezas mandibulares muy visibles, finas y curvadas, y desarrolladas patas. Poseen pelos en el dorso del cuerpo. Su cabeza es de color claro, con dos rayas oscuras divergentes, y en el dorso se observan un par de bandas oscuras longitudinales, junto a diversas rayas transversales paralelas. El tercer estadío larvario mide aproximadamente 8 mm.

La pupa presenta un aspecto sedoso de color blanquecino, de 3-4 mm de diámetro.

Los adultos de C.carnea son de color verde pálido, con el abdomen largo y estrecho y ojos relativamente grandes de color dorado y brillantes, sus antenas son filiformes y largas, y poseen dos pares de alas menbranosas largas, de color verde transparente y nerviación abundante, de aspecto reticulado.

Biología y ecología

El ciclo biológico de C.carnea pasa por los estados de huevo, tres estadíos larvarios, pupa y adulto.

La duración del desarrollo, desde huevo hasta adulto, está muy influenciada por la temperatura, siendo generalmente 2-3 semanas a 25ºC. La larva emerge en 3-6 días, desarrollándose sus tres estadíos larvarios entre 10 y 13 días, dando lugar al estado de pupa. Finalmente emerge el adulto desarrollado. En condiciones naturales, C.carnea puede completar 3 generaciones al año.

Presenta una gran adaptabilidad a condiciones ambientales adversas y amplias fluctuaciones térmicas. Su actividad depredadora se mantiene con rango de temperaturas entre 12 y 35ºC.

El crisópido C.carnea pasa el invierno en forma de pupa, usualmente en la hojarasca presente en las proximidades de los cultivos. Durante la primavera y el verano aparecen los adultos. Estos poseen una elevada capacidad de dispersión, facilitando la localización de sus presas en cuya proximidad realizan la puesta. Ponen aproximadamente 20 huevos por día separadamente o en grupo localizados en la parte inferior de la hoja.

Los tres estadíos larvarios de C.carnea son activos depredadores. La larva de tercer estadío depredan el 80% del total de presas que ingesta a lo largo de todo su ciclo biológico. La larva clava sus mandíbulas en el cuerpo de la presa y succiona su contenido fluido.

Los estudios a los que se ha sometido C.carnea, demostraron que aunque C.carnea se alimenta tanto de Myzus persicae como de Aphis gossyppi, a esta última especie es incapaz de controlarla en cultivo de pepino, mientras que en otros cultivos el control que realiza sobre ambas especies de áfidos está muy influenciado por condiciones ambientales, población de las presas, cultivo y nivel de parasitismo hacia el depredador.

En ausencia de áfidos el crisópido C.carnea es capaz de sobrevivir, pudiéndose alimentar de ácaros, trips, e incluso pequeños lepidópteros.

INSTRUCCIONES DE UTILIZACIÓN

  1. Usar CRYSONOVA cuando las plantas tiene suficiente porte o existe algo de plaga. Las larvas de Chrysopa carnea necesitan presas para poder desarrollarse.
  2. Invertir y agitar suavemente la botella antes de usar.
  3. Repartir el material por las hojas a ser posible bastante diseminado por el cultivo.
  4. Monitorear los puntos de suelta para controlar el correcto desarrollo e instalación de C. Carnea.

Dosis

  1. Preventiva: De 0,5 crisopas/m2 en los cultivos cuando aparezca los primeros indicios de plaga. Repetir sueltas hasta correcta instalación.
  2. Curativa baja: De 5-10 crisopas/m2 si hay un nivel medio de plaga.
  3. Curativa alta: De 25-50 crisopas/m2 si hay una presencia alta de plaga en el invernadero.

Almacenamiento

La temperatura de almacenamiento es de 10-12°C en una botella de 500 ml provista de respiradero con el fin de mantener las constantes vitales al mínimo.

La botella se mantendrá a oscuras y en posición horizontal.

 

Imagen, diseño y contenido de esta web son propiedad de Entonova S.L. Control biológico/ Diseño web Miguel Carrión Publicidad S.L.
Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies

Entonova en facebook